INFIDELIDAD, CAUSAS Y CONSECUENCIAS

Publicado: 18 diciembre, 2010 en Temas Generales
Etiquetas: , , , , , , , , ,
DescaradoLa infidelidad se relaciona con el acto de mentir o engañar a la pareja, ya que esta desconoce nuestras intenciones.
La infidelidad se vive como la peor traición de la pareja y se piensa que el infiel es el culpable de un grave daño a la relación de pareja, ya que, se supone que en la relación de pareja se tiene todo lo que necesita para vivir bien.
Generalmente se piensa que la infidelidad se relaciona con encuentros sexuales extra pareja. Cristo, matrimonio
Pero, también existe la infidelidad producto de las crisis o problemas en la pareja; en este tipo de infidelidad no sólo se trata de un evento sexual, ya que él o la infiel busca lo que no encuentra con su pareja, por ejemplo aspectos intelectuales, físicos, emocionales, de atención, económicos, etc.
Para poder entender un poco más de la infidelidad, debemos decir que, la infidelidad existe siempre y cuando, primero exista una pareja, puede ser noviazgo, vivir juntos, matrimonio, etc. A resumidas cuentas, la infidelidad va a afectar la relación de una pareja.
Los parámetros del cristianismo para una pareja, establecen que la relación debe ser monógama (una sola pareja) y además los factores de educación van conformando la moral, los valores, costumbres, normas, formas de comportamiento, etc. y nos educan como personas con lo que conocemos como una conducta “normal” y lo normal en nuestra sociedad es que vivamos en pareja, es una forma educativa de tipo social, y debemos tomar en cuenta que existen otras formas, creencias, valores y costumbres fuera de los parámetros bíblicos y que las personas observan como normal algunas características extramaritales, esto se debe a la degradación de la sociedad y que moralmente va en decadencia.
Hasta aquí todo va claro, pero el problema surge cuando nos damos cuenta que los seres humanos en ocasiones pedimos cosas opuestas a lo que se esperaba, sobre todo en aspectos relacionados con la pasión y el amor.
La pasión que en ocasiones se desaparece o cambia y el amor que se desvanece cuando la rutina y la monotonía van llenando a la pareja de obligaciones, decepciones, mala comunicación, mala economía, mala salud, etc.
Pero ¿cómo definir la infidelidad entonces? De una manera rápida la podemos definir como las relaciones extra conyugales o extra pareja, sean de tipo sexual o afectivo.

Entendemos la relación fuera del lazo o compromiso de pareja, ya que se había establecido un acuerdo de estar juntos los dos sexual y emocionalmente el uno para el otro en exclusividad, al menos es lo esperado.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA INFIDELIDAD ?
Hay dos causas principales en la infidelidad:
1. La principal causa de la infidelidad es el egoísmo, el no pensar más que en uno mismo sus necesidades y apetencias. En este caso estoy valorando más lo que yo quiero, lo que a mí me apetece, que el compromiso de amor que tengo con otra persona.
2. Otra causa emparejada con la anterior sería la inmadurez, el no reparar o no querer pensar en las consecuencias que tienen nuestros actos.
Luego existen situaciones que predisponen a la infidelidad, pero ninguna situación lleva a la infidelidad si no se da el egoísmo y la inmadurez.
* La rutina de la relación, cuando se llevan años en pareja se puede producir un deterioro de la convivencia, la infidelidad se ve como medio para aportar novedad y salir de la rutina.
* Vacío emocional. Si se está en una relación donde no se es feliz, donde la persona no ama o no se siente amada por la pareja, la infidelidad se toma como salida para cubrir ese vacío emocional. Lo lógico sería cortar con una relación que no aporta amor y felicidad, pero inciden diversos factores como la presencia de hijos pequeños, falta de autonomía económica, inseguridad etc.
* “Las crisis de inseguridad a envejecer, tal como la crisis de los 40 etc”. Sobre todo en hombres pero también en mujeres, se trata de demostrarse que uno/a aún es atractivo y deseable para el sexo opuesto. Hay un miedo al paso del tiempo, a ir perdiendo ocasiones y momentos de la vida. La infidelidad se usa como medio de reforzar la autoestima y de sentirse más joven.
* Búsqueda de nuevas experiencias, esto ocurre sobretodo en personas que no han tenido relaciones con otras personas.
* Después de varios años de convivencia se produce el cansancio y el deterioro de algunas parejas que no han puesto los medios para evitarlo y esto junto con el aburrimiento puede conducir a la infidelidad.
* Por celos, sean infundados o ciertos, hay personas que llegan a ser infieles como forma de “castigar” a la pareja. Ejemplo, a veces una mujer muy celosa que supervisa a su pareja constantemente puede favorecer que si la pareja es inmadura, está decepcionado, harto de la situación, en lugar de hablar, solucionar el tema o romper, opte por ser infiel y piense ¿no tenías celos, pues ya tienes motivos? Un hombre que ha sido infiel y la pareja lo sabe puede llegar a tal estado de decepción y resentimiento que piense que si él le ha sido infiel, se merece que le hagan lo mismo.

A CONTINUACIÓN, ALGUNOS DE LOS FACTORES QUE PREDISPONEN A LAS PERSONAS A LA INFIDELIDAD:
Uno de los factores que provoca la infidelidad se refiere a la elección de la propia pareja.- Es importante señalar que no es del todo cierto que elegimos libremente a la pareja, por lo general la “decisión” está dada por factores restringidos al círculo en el que nos desarrollamos, es decir, la elección no es al azar sino que está altamente determinada de acuerdo con las actividades que realizamos, las cuales nos permiten “conocer” o relacionarnos con otras personas.
Incluso existen teorías que nos dicen que nos sentimos atraídos por personas que realizan actividades similares a nosotros, tal es el caso de las relaciones que se desarrollan en la escuela, en el trabajo, en el gimnasio, en los círculos de amigos, etc.
Generalmente en las relaciones de pareja donde se presentan episodios de infidelidad, producen formas de amor y odio o de amor y dolor; esto es causado por que suponemos que el otro “debe” satisfacer nuestras necesidades, lo cual se da muchas veces a nivel inconsciente. Las necesidades son de manera completa e integra, entre ellas destacan, lo económico, la atención, el amor, lo sexual, la protección, la fidelidad, etc.
Por ejemplo, la pareja complementaria, en donde uno “manda” y es considerado más desarrollado, mejor, más capaz, con más dinero, etc, puede verse seriamente afectada cuando el “obediente” obtiene, por ejemplo logros que lo hacen salir del esquema anterior, o entender la relación desde otra perspectiva.
En este ejemplo, el “obediente”, realiza una elección del tipo analítico pero dados los logros, su relación se transforma en una elección basada más en la confianza en sí mismo. La relación continúa siempre que la elección sea ratificada por ambos miembros de la pareja.
Puede darse el caso de que la elección de la pareja se base en un afán de evitar la depresión o de no querer estar “solo consigo mismo”, y esto haga que la elección sea de tipo analítico y cuando descubra que su pareja no es la solución a sus problemas buscara entonces una relación extra.
Las situaciones anteriores, hacen referencia a elecciones de pareja poco sanas, en la medida en que se hacen modos de relación rígidas que ante cualquier crisis o problema “vital” de la pareja, resultarán las conductas inoperantes para resolver o cuando menos llevar a buen término los problemas que la aquejan. Y una de las conductas que hace inoperante la relación de pareja es la infidelidad. En ese momento, lo que parecía amor, se va tornando en frustración, coraje y odio, lo cual puede desencadenar que se busque un amante que sea totalmente opuesto a lo que es la pareja.

EN EL CASO DE LOS AMIGOS CONFIDENTES…
También pueden aparecer personas circunstanciales que podrán general los cuadros de infidelidad, por ejemplo, el caso donde un (a) amigo (a) o compañero (a) de trabajo se vuelve la persona que nos escucha sobre los problemas que tenemos. La compenetración que se logra al contar nuestras penas es tanta, que muchas de las veces pueden generar un romance. Ya que eso brinda como un desahogo emocional, en ocasiones esto permite seguir en la relación de pareja, ya que de alguna manera se logra compensar que lo no se tiene con la pareja. Esto tiene una lógica basada en la existencia de relaciones de infidelidad en donde la relación sexual no es lo más importante, sino la necesidad de sentirse escuchado y atendido por otra persona.
La relación extra conyugal también se llega a presentar por que alguno de los dos se siente amenazado en su autonomía y a través de otra relación, se logran sentir apoyados o con un “valor extra” que permite enfrentar las cosas que solo (a) no se podía. Sobre todo que la extra relación permite seguir sintiendo cierta autonomía.
También existen relaciones extra pareja cuando se sienten que la pareja amenaza la independencia y la autonomía y se tienen miedo a quedar atrapado (a), en este sentido, se observan personas que una vez que el/la amante inicia sus exigencias, buscarán nuevamente otra relación que los “salve” tanto del cónyuge como del amante “devorador” o bien, pueden mantenerse así para evitar ser absorbidos por ambas.
Hasta aquí hemos dado un repaso de algunas de las causantes de la infidelidad, y diremos que es necesario, para mantener una buena relación de pareja, establecer cierta independencia y autonomía entre los miembros de la pareja, para lo cual se debe considerar que:
• Se debe mantener una buena comunicación efectiva en la pareja.
• Se recomienda constatar el laso de unión en la pareja.
• Se considera importante renovar los acuerdos de la pareja.

Y finalmente, es importante recomendar el revisar cómo quieres vivir, ya que la fidelidad también es un acto de convicción, esto quiere decir que para mantenerte tranquilo (a) en una relación, debes planear que tipo de relación quieres y propones, ya que la infidelidad se relaciona con el acto de mentir o engañar a la pareja, ya que esta desconoce nuestras intenciones.
Mujer infiel¿SE PUEDE PERDONAR LA INFIDELIDAD?
Después de descubrir una infidelidad queda la incertidumbre, no se sabe que camino coger, el corazón se contrae y se dilata sintiendo que en cualquier momento hará erupción sin poder evitarlo, se hace un nudo en la garganta que impide pronunciar palabra, las lágrimas opacan la luz ante tus ojos para caer en la oscuridad de lo inaceptable.
Pero llega el momento en que hay que acallar al corazón, desatar el nudo de la garganta, limpiar las lágrimas y observar la luz oculta en la oscuridad porque… la vida continúa, ella no detiene el paso, aunque se sienta que se murieron las ilusiones, los sueños y hasta el amor, es necesario seguir adelante, hasta de ser necesario solo.
¿Pero qué sucede cuando esa persona está arrepentida y pide perdón? Tu corazón está herido a muerte, sientes que un puñal lo ha atravesado y que es casi imposible sanar sus heridas, pero el también grita mil “Te amo” que confunden sin encontrar salidas ante un laberinto de emociones.
Entonces es necesario comprender que perdonar no es absolver, tampoco es “borrón y cuenta nueva” pretendiendo que sea el olvido el encargado de subsanar heridas, y quedar listo para un nuevo ataque que te vuelva a llevar a la misma profundidad del abismo donde se decidió estar por voluntad propia, porque aunque se diga lo contrario, no hay nadie más responsable que nosotros mismos de todo de lo que nos sucede, es por ello que se tiene que razonar sobre lo que realmente sucedió para de esta manera encontrar que es lo que ha traído como consecuencia “ese dolor” que se siente ha sido causado por “el otro” pero que definitivamente es consecuencia de una fisura en tu conocimiento que se ha dilatado hasta llegar a formar la grieta en la que ahora te sientes atrapado.
Se ha considerado al amor como una emoción que va desde el placer hasta el sufrimiento, pensando que entre más se sufra más amor existe, entonces con esto se afirma que el amor es “sadomasoquista”, pero analizando esto, veamos:
¿A qué persona le gusta sufrir? ¿Quién por su gusto se causa un dolor? entonces si a ti no te gusta sufrir ¿Qué haces haciéndolo? ¿Por qué has decidido darte latigazos para con ello demostrar el amor hacia otra persona? Es absolutamente imposible que puedas amar si no te amas a ti (según el principio de amar al prójimo como a ti mismo), entonces es momento de empezar a Amarte, y amarte no es sufrir, el sufrimiento es la absoluta renuncia voluntaria a la Felicidad, y si es así, nadie más decide por ti, sino tú mismo, si sufres es por tu elección nadie puede inducirte o llevarte a eso, si tú no lo permites.
Considerando lo anterior, si decides reanudar a esa relación con esa persona, pero no puedes dejar de pensar en “lo que hizo”, no puedes dejar de sufrir por eso “que te hizo”, no puedes dejar de llorar cuando recuerdas lo que sucedió, no puedes dejar de sentir ese puñal atravesar tu corazón, entonces “Ni lo pienses” no hay nada que hacer, porque definitivamente tu vida se convertirá en el mismo infierno, y de esa manera no podrás ser Feliz y si no puedes serlo tú, menos podrás dar siquiera un hálito de tranquilidad a quien vive a tu lado.
Esto lo observamos en la biblia donde Jesús proclama que solo era permitido el divorcio ante los ojos de Dios en caso de infidelidad, comprendiendo Dios en su sabiduría, que no todos podrían perdonar una traición.


contador de visitas
contador de visitas

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s